CONECTATE CON NOSOTROS

Policiales

Vecinos iban a reunirse por la inseguridad, pero los disuadieron a balazos

Desde un auto y con ametralladora descargaron 38 balazos contra la casa en la que iba a reunirse el vecindario de Necochea al 3500 para exigir seguridad. Voces de un barrio que perdió la paz.

Autor

Publicado

en

Vecinos iban a reunirse por la inseguridad, pero los disuadieron a balazos

La convocatoria había corrido por redes sociales y boca a boca en el barrio Tablada: vecinos y vecinas se iban a reunir este lunes a la noche al lado del Club Necochea, en el 3571 de la calle homónima. Pero al atardecer, alguien llegó en un auto y con una ametralladora descargó por lo menos 36 disparos contra el portón de chapa de la fachada. Al otro lado, hay departamentos donde residen familias. Por milagro, ningún proyectil impactó en una persona.

El atentado agravó el hastío y la angustia de quienes habitan esas calles que claman al Estado alguna garantía mejor para vivir en paz. Semejante alarde de violencia armada, a media cuadra de bulevar Seguí, desactivó la reunión en ciernes, pero los vecinos siguen en pie.

Una versión extraoficial, que la fiscal Georgina Pairola deberá investigar, relaciona esta balacera con el joven que este martes amaneció maniatado y liquidado a tiros en Esmeralda y Quintana, y con el asesinato de Marcos Camino y de su bebé de 1 año y medio, el sábado en barrio Larrea.

El móvil de Sí 98.9 y Rosarioplus.com recorrió el vecindario en carne viva y recogió testimonios.

«Dada la inseguridad que estamos padeciendo en Tablada, habíamos convocado a los vecinos a un corte por primera vez en Necochea al 3500 para pedir presencia policial y de Gendarmería, pero presencia activa, en territorio y no como hacen, que andan paseando en las trafics verdes, no bajan a caminar la calle, no se meten en los pasillos. Estamos padeciendo hechos violentos, robos como nunca antes. La convocatoria era a una reunión pacífica, ejercer nuestro derecho a reclamar», expuso una habitante de la zona.

«Pero 15 minutos antes pasó un auto a 50 metros de la convocatoria y con una ametralladora irrumpieron en la casa por Necochea, al lado del club: dejaron 36 impactos donde viven 12 familias», completó la mujer su relato.

Otra persona del lugar –todas las que aceptan hablar lo hacen a condición de mantener su identidad en reserva– se quejó de que «acá los narcos andan con las motos, sin patentes, sin casco, nadie los para. Yo, en cambio, salgo con todo al día y me paran a los 200 metros para revisarme».

Así quedó el portón, acribillado a tiros, desde el interior del pasillo.

El planteo es recurrente. «Tablada está estigmatizada como lugar de delincuencia y narcotráfico, pero la mayoría somos docentes, comerciantes, gente de buen vivir, con valores para rescatar», acotó un vecino.

Entre los malestares que apunta el vecindario se cuenta la ausencia de una repartición policial cercana, como lo era la comisaría 16ª, en Ayacucho al 3300, cerrada durante la gestión de Maximiliano Pullaro en el Ministerio de Seguridad. «Ahora para radicar una denuncia tenemos que ir hasta la seccional 15ª (Sarmiento al 4300), y ahí tienen un territorio tan grande que es imposible que puedan abarcar tanto», dijo una de las voces del descontento.

Mientras tanto, en el seno de la investigación que recién comienza, una línea vinculó el atentado a balazos como amenaza disuasoria a los vecinos con el crimen mafioso descubierto esta madrugada en Esmeralda y Pte Quintana. Allí, sobre la vereda, apareció el cuerpo de un hombre joven, atado de manos y con los ojos vendados. Tenía múltiples heridas de bala. Una fuente de la pesquisa lo señaló como uno de los ocupantes del auto desde donde había partido la metralla contra la casa de Necochea 3571 donde iba a realizarse horas antes la reunión vecinal.

La hipótesis atribuye el asesinato como una represalia por los crímenes de Marcos Caminos, de su hijo de 1 año y medio, el sábado a la tarde en Colombia 1300 bis, en el noroeste de la ciudad, barrio Larrea. Y como telón de fondo, el eterno enfrentamiento entre las facciones que se disputan el narcomenudeo en barrio Tablada: los Funes versus los Caminos.

Continuar Leyendo

Policiales

Santiago del Estero: le vendió todos los muebles a su inquilino y se fugó

Una mujer aprovechó el viaje de un hombre que le alquilaba la propiedad, le vendió todos los bienes a precios irrisorios y se escapó a Buenos Aires. Los detalles

eltribuno

Publicado

en

Por

Santiago del Estero: le vendió todos los muebles a su inquilino y se fugó

Una mujer aprovechó la ausencia de su inquilino, quien se encontraba de viaje por razones laborales, e hizo una «feria» con los bienes del hombre, los cuales vendió a precios ínfimos entre los vecinos del barrio Colonia Osvaldo, en la ciudad santiagueña de Añatuya, tras lo cual de fugó y habría emprendido viaje hacia Buenos Aires.

El hombre radicó una denuncia en la sede policial por el supuesto robo de sus bienes desde una propiedad que alquilaba en el citado barrio.

El inquilino relató que se había ausentado por trabajo durante dos semanas y la propietaria del inmueble le informó que personas desconocidas habían ingresado al mismo y lo desvalijaron, pero cuando el personal policial inició la investigación, la situación dio un giro inesperado ya que los efectivos descubrieron indicios de que los bienes habían sido comercializados entre vecinos del mismo barrio.

Los uniformados pudieron recuperar lo vendido gracias a la entrega voluntaria de los vecinos, una cama con colchón, una mesa con sillas, un secarropas, un lavarropas, un ropero y un aparador, mientras que las personas que habían adquiridos las cosas señalaron a la propietaria del inmueble como la responsable de vender los bienes mediante una «feria» y a precios ínfimos.

La fiscal de turno Dra. Andrea Darwich fue informada la situación, dispuso la entrega de los bienes al damnificado y que se investigue sobre el paradero de la mujer propietaria de la vivienda alquilada, quien habría viajado hacia Buenos Aires, según publicó Diario Panorama.

Continuar Leyendo

Policiales

Murió un hombre al incendiarse su casa en barrio Azcuénaga

Ocurrió en San Luis al 5400, durante la madrugada. Creen que un desperfecto eléctrico desató el siniestro. La víctima era un hombre de 60 años que estaba solo.

eltribuno

Publicado

en

Por

Murió un hombre al incendiarse su casa en barrio Azcuénaga

Un hombre de 60 años murió, este martes a la madrugada, tras incendiarse su casa ubicada en San Luis al 5400, en barrio Azcuénaga.

Según fuentes policiales, el hecho habría ocurrido cerca de las 3 de la mañana, cuando por un supuesto desperfecto eléctrico la vivienda de zona oeste comenzó a prenderse fuego.

Luego de las primeras llamas, y tras el llamado de los vecinos, efectivos del Cuartel Central de Bomberos Zapadores acudieron al lugar y rescataron al único ocupante de la casa. Sin embargo, minutos depués, el hombre muriócomo consecuencia de la inhalación de humo.

La víctima fatal, identificada como Gustavo Gabriel L. de 60 años, se encontraba solo en el momento del incendio.

En el lugar también se presentaron policías de la seccional 14ª y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal y peritos de Bomberos Zapadores.

Continuar Leyendo

Policiales

Endurecerán las penas de los ocho presos que se fugaron a los tiros de Piñero

Es la estrategia de los fiscales que investigan la violenta evasión ocurrida el 27 de junio del año pasado. Este lunes, nueva audiencia con los reclusos recapturados y con quienes hicieron un golpe comando para sacarlos de la unidad penitenciaria

eltribuno

Publicado

en

Por

Endurecerán las penas de los ocho presos que se fugaron a los tiros de Piñero

Los ocho presos que fueron recapturados tras protagonizar la osada fuga del 27 de junio del año pasado en la cárcel de Piñero serán llevados este lunes a una audiencia, donde serán imputados por la portación ilegal de armas de guerra, lo que elevará la pena en expectativa de todos. La idea del fiscal a cargo de la causa, Franco Carbone, es mostrar a todos los internos de que se endurecerán las condenas a quienes hayan huido de una unidad penitenciaria.

Los presos que serán acusados este lunes en el Centro de Justicia Penal son Sergio Martín Cañete, Joel Isaías Rojas, Alejandro Antonio Schmittlein, Ezequiel Rodolfo Romero, Alejandro Andrés Candia, Daniel David Piscione, Martín Alejandro Cartelli y el presunto jefe narco Claudio Javier “Morocho” Mansilla. Será por videoconferencia, justamente para evitar traslados, por el peligro de fuga. 

A esos ocho reclusos se sumarán Elisa Magdalena Álvarez, Rodrigo Leonel Gramajo y Franco Ezequiel Cantero, todos imputados por haber formado parte del grupo comando que irrumpió a los tiros al predio carcelario, cortó tejidos perimetrales y facilitó la evasión. Hubo un cuarto delincuente que participó, que es Walter Soraire, pero murió al recibir disparos de agentes del Servicio Penitenciario.

Los fiscales Franco Carbone y Aurelio Cicerchia acusarán a los once por el mismo delito, ya que se basarán en el violento contexto en el que se desarrolló la fuga.

El objetivo de la estrategia judicial es porque la portación ilegal de arma de guerra tiene una pena mínima de 3 años y 6 meses –es de cumplimiento efectivo–, mientras que la evasión tiene una pena que varía entre un mes y un año.

En los casos de los reclusos Sergio “Mono” Cañete y Joel Isaías Rojas, la situación es más compleja, porque fueron recapturados en Pérez con tres armas en un Civic, una de ellas, de la Policía bonaerense.

Rojas estaba detenido por una imputación por robo calificado. Ahora, por la violencia de la fuga y las armas que portaba al momento de la recaptura, enfrenta una pena en expectativa que, como mínimo, tiene 26 años de prisión, aseguraron fuentes judiciales.

Continuar Leyendo

Tendencias