CONECTATE CON NOSOTROS

Política

Carlos Reutemann: la despedida al piloto que no renunció a sus convicciones

Del talento en los circuitos de la Fórmula 1 a los firmes principios con los que honró a sus amigos y empujó para modificar situaciones

eltribuno

Publicado

en

Carlos Reutemann: la despedida al piloto que no renunció a sus convicciones

Envuelto en una bandera argentina, la que ondeó y paseó por el mundo durante 11 temporadas en la Fórmula 1, Carlos Reutemann tuvo una despedida íntima. De la ceremonia solo participaron familiares y amigos. El número de personas autorizadas a ingresar al cementerio privado Lar de Paz, en Monte Vera, a 15 kilómetros al norte de Santa Fe capital, no superó el medio centenar, aunque en el acceso se concentró un grupo de fanáticos que con respeto aplaudió el paso del coche fúnebre. El deporte motor, con admiración y sentido afecto, rindió homenaje al extraordinario piloto, al campeón sin corona, pero también a la persona íntegra, de convicciones y principios, que se ganó la admiración de aquellos que fueron sus rivales, compañeros, patrones, acompañantes… El hombre digno, el corredor de autos que manejó sin la asistencia de la avanzada electrónica que ahora domina la F.1 y en tiempos en que la muerte acechaba en los circuitos, elevó la vara a un nivel tan alto que ningún otro piloto argentino que compitió en el Gran Circo logró salirse de su sombra.

Intuitivo, poseedor de casi un sexto sentido para medir y evaluar situaciones que le posibilitaran exprimir las prestaciones de un auto que era menos competitivo que el de sus rivales, su figura resaltó también por el compromiso y el respeto por las ideas. La triste derrota en Las Vegas 1981 determinó que al regreso a la habitación del hotel Caesar’s Palace -la carrera se desarrolló en el estacionamiento- el retiro revoloteara por su mente. Fue convencido a seguir en Williams, pero la aventura apenas se extendió por dos carreras: en Brasil, donde se sentía cómodo y había triunfado en dos oportunidades, descubrió que el desinterés lo envolvía y se marchó. La tentación por cumplir el sueño de coronarse campeón no lo encegueció, aunque la oportunidad existió: un auto competitivo y el box de la escudería más popular del planeta probaron su seguridad. Lole se enseñó imperturbable en la determinación y honesto en sus creencias.

Familiares y amigos despiden a Carlos Reutemann en el cementerio Lar de Paz, de Monte Vera; el féretro de Lole fue envuelto en una bandera argentina
Familiares y amigos despiden a Carlos Reutemann en el cementerio Lar de Paz, de Monte Vera; el féretro de Lole fue envuelto en una bandera argentinaCarolina Niklison

“No estoy seguro si le corté. Tenía muy fresco lo que ocurrió en Las Vegas, la frustración de Brasil, el clima enrarecido con los autos con trampa, y encima a mi lado caminaba Gilles, con quien yo había corrido durante más de un año. Increíble. ¿Cómo podía yo imaginar que el destino me tendía otra invitación? Pero no. Yo no soy Lauda. Yo no podía volver. Yo creo en el destino”, relata Lole, en el libro Los días de Reutemann, del inigualable Alfredo Parga. La situación refleja el sentimiento inquebrantable y el honor del santafecino, que más allá de la frustración por ser derrotado por apenas un punto por Nelson Piquet en 1981, debía respeto a la memoria de Gilles Villeneuve, a quien consideró el compañero más honesto en el Gran Circo.

Con el canadiense compartió espacio en Ferrari en los últimos grandes premios de 1977 y en la temporada 1978. El conflicto político entre la FISA y la FOCA -pilotos y dueños de equipo- generó un amotinamiento en Sudáfrica, en 1982. Los pilotos se concentraron en un hotel de Johanesburgo y allí, entre los debates y cuartos intermedios, Lole y Villeneuve estrecharon aún más los lazos con charlas emotivas. Afloraron los recuerdos de la campaña en la Scuderia y de los consejos que Gilles acataba desde la experiencia y sabiduría que ofrecía Lole.

Carlos Reutemann vuela con el Brabham BT44; el fin de semana, el diseñador Gordon Murray, homenajeará a Lole con el mismo auto en el Festival de la Velocidad, en Goodwood, Inglaterra
Carlos Reutemann vuela con el Brabham BT44; el fin de semana, el diseñador Gordon Murray, homenajeará a Lole con el mismo auto en el Festival de la Velocidad, en Goodwood, Inglaterra

El 21 de marzo de 1982, Reutemann anunció el retiro; el 8 de mayo, Gilles se mató en la prueba de clasificación en Zolder. Días más tarde, Lole recibió un llamado de Marco Piccinini -director deportivo de Ferrari- que le ofrecía la butaca vacante para el resto del curso, esa que había pertenecido a su amigo Villeneuve. El éxito, el dinero, la fama, la gloria y también la muerte, componentes de la Fórmula 1 de aquellos años, no tentaron a Lole. El destino, a veces burlón, determinó que esa temporada el campeón fuera Keke Rosberg, con Williams, la escudería de la que el santafecino se marchó en la segunda cita de 1982, y el subcampeón Didier Pironi, con Ferrari.

Para sellar su acuerdo con Williams, también Reutemann enseñó los valores que lo acompañaron y expresó el coraje para ser una persona libre para decidir como piloto. Colin Chapman, que lo sedujo con el auto campeón del mundo para la aventura de 1979, estaba extasiado con los pilotos que defenderían sus autos: el monarca Mario Andretti y Lole. Pero el modelo nunca funcionó: la máquina ni la química entre los compañeros de garaje. “Quiero que se quede hasta que seamos campeones. Nunca tuve un piloto de su calibre sin ganar un campeonato”, comentaba el constructor. Reutemann ya tenía el acuerdo con Frank Williams y decidió invertir sus ganancias para deshacer el vínculo con Lotus. Pagó una suma millonaria, después de resolver las cláusulas y las multas por rescindir el contrato. Antes, había amenazado con pasar un año sabático si no se alcanzaba un acuerdo.

En 1982, después de su retiro, Carlos Reutemann fue tentado por Ferrari para retornar a la Fórmula 1; Lole no escuchó la propuesta, porque debía tomar la butaca de su amigo Gilles Villeneuve, que se mató en la prueba de clasificación en Zolder
En 1982, después de su retiro, Carlos Reutemann fue tentado por Ferrari para retornar a la Fórmula 1; Lole no escuchó la propuesta, porque debía tomar la butaca de su amigo Gilles Villeneuve, que se mató en la prueba de clasificación en ZolderArchivo

“Siempre fue muy difícil llegar a la Fórmula 1. No digo imposible, pero casi. Son muy pocos los que llegan. Y después permanecer. Este es un baile que tiene un ritmo, y cuando vos entrás en el baile, tenés que bailar al ritmo de la música. No quieras ir en contra del ritmo, porque el baile te pasa por arriba”, comentó en 1995, en una charla con Gonzalo Bonadeo. La introducción era el prólogo a dos lecciones que deseaba enseñar Reutemann: la velocidad y el destino. “Después de la recta de los boxes del circuito de Zeltweg, en Austria, están los curvones de alta velocidad y la montaña. Yo los tomaba a 275km/h, planchado, como los tomaban todos. Si querés cuidar tu vida y no los tomás a 275km/h sino a 269km/h, es lo mismo. A esa velocidad, si te golpeas, sufrís la misma consecuencia. Pero, además, si los tomás a la velocidad menor, el reloj se da cuenta y si el reloj va para atrás, te pegan una patada y te echan. Yo los tomaba a 275km/h y Mark Donohue también, pero a él se le reventó la goma delantera izquierda, cayó al precipicio y se mató”.

Carlos Reutemann y Bernie Ecclestone; Lole debutó en la Fórmula 1 con el equipo Brabham, cuyo dueño era el británico que más tarde se convertiría en el jefe de la categoría
Carlos Reutemann y Bernie Ecclestone; Lole debutó en la Fórmula 1 con el equipo Brabham, cuyo dueño era el británico que más tarde se convertiría en el jefe de la categoríaArchivo

“Carlos fue uno de mis pilotos favoritos de la era Brabham. Lole era una persona muy amable, apasionado por las carreras y un verdadero miembro de la familia, del equipo. Con él desarrollamos una relación muy especial durante los cuatro años que corrió para nosotros”, mencionó ayer Gordon Murray, el diseñador de la escudería con la que Reutemann debutó en la F.1, con Bernie Ecclestone como patrón. El ex jefe de la F.1 llamó a los familiares de Lole tras conocer la noticia de su muerte. El fin de semana, en el Festival de la Velocidad de Goodwood, en Inglaterra, Murray conducirá el Brabham BT44B y Lotus también homenajeará a Lole, el piloto que es leyenda por su talento y sus convicciones.

Continuar Leyendo

Política

Los costos de una batalla que recién empieza

La renuncia de Agustín Rossi y la licencia de Alejandra Rodenas

eltribuno

Publicado

en

Por

Los costos de una batalla que recién empieza

La interna del peronismo santafesino no da tregua y ayer fue una jornada con más novedades. La noche anterior Agustín Rossi confirmó su renuncia como ministro de Defensa pero se encargó de dejar en claro que “a mí nadie me había dicho que tenía que renunciar si era candidato. Me enteré por televisión”, sonó con bronca evidente. Cerca del mediodía, su compañera de fórmula para el Senado Nacional, la vicegobernadora Alejandra Rodenas que enfrenta al gobernador Omar Perotti en esta contienda, anunció que pedía licencia sin goce de sueldo hasta la fecha de las elecciones (el 12 de septiembre). Por la tarde su pedido fue votado por unanimidad en la Cámara alta provincial que preside. “Así descomprimió cualquier situación y puede acompañar a Rossi con mayo comodidad”, indicaron a este diario fuentes cercanas a la ex jueza. Por su parte, el gobernador no respondió el desafío que Rossi le propuso públicamente: “Que tome licencia porque él también es candidato (está inscripto como suplente) porque no es ético lo que hace”, desafió. Perotti se limitó a decirle a la prensa que a algunos de sus colaboradores que son candidatos les pedirá que tomen licencia para la campaña. Pero explicó que a la vicegobernadora no podía pedirle nada porque es la cabeza de otro poder, el legislativo.

La ola de renuncias y pedidos de licencia para los precandidatos empezó en la nación pero tuvo rápidas repercusiones en la interna del peronismo santafesino porque un ministro de Alberto Fernández está anotado para la contienda: Rossi dejó su cargo y se dispone a vender cara esta decisión. Y reiteró sus críticas hacia Perotti. “Cuando nosotros anunciamos que íbamos a ir a internas, el gobernador va corriendo a Buenos Aires a buscar un acuerdo y le armaron la lista en Buenos Aires”, denunció Rossi. Y repitió que el plan de Perotti era “hegemonizar al peronismo con (Roberto) Mirabella como candidato a senador. Y él candidato a senador suplente. ¿Con eso qué lograba? Que el debate electoral en las próximas elecciones fuese provincial. Y esconder a Alberto y Cristina. Eso fracasó a partir de que nosotros anunciamos que vamos a ir a la elección interna”, explicó.

Cerca del gobernador y sus candidatos Marcelo Lewandowski, Marilin Sacnun y el propio Mirabella como cabeza de la lista de precandidatos a diputados nacionales; tienen una visión totalmente diferente. “Lo que pasó es que desoyeron a los referentes nacionales, mintieron con los supuestos apoyos que tenían y ahora le cortaron los cables. Creyeron que podían ganar el partido antes de jugarlo”, dijo a Rosario/12 en estricta reserva una alta fuentes de Hacemos Santa Fe, el nucleamiento que orienta el mandatario provincial. Consultado sobre otro punto sensible la fuente aseguró que “ahora el gobernador no va a echar a nadie. No es su estilo, primero hay que pasar la interna”, añadió.

Por ahora se sabe que otros que tomarán licencia para esta campaña son Juan González Utges que es el quinto en la nómina de diputados nacionales del sector de Rossi y se desempeña en el ministerio de Trabajo de Santa Fe. Y Carlos Kaufman que está noveno en la nómina que impulsa el gobernador y es subsecretario de Municipios y Comunas.

Pero en muchas ciudades hay concejales que son candidatos a su reelección y algunos para otros cargos. Consultados algunos ediles del peronismo de Rosario que revisten esa condición adelantaron que “ni pensamos en pedir licencia. Si todos los que son candidatos acá piden licencia no queda nadie y esto deja de funcionar”, graficaron.

La PASO del Frente de Todos en Santa Fe promete varios días de tensiones aunque ahora el pedido que viene desde el gobierno nacional y también de la consideración de los dirigentes provinciales más experimentados pasa por «empezar a bajar el tono y frenar la escalada que puede dejar heridos tan serios en la disputa que después nos va a costar muchísimo juntar los pedazos para ir todos juntos en las generales y conservar nuestras bancas nacionales», le dijo un veterano peronista a este diario.

Continuar Leyendo

Política

Alberto Fernández: «La salida de la pandemia está a pocos metros»

El presidente de la Nación aseguró en un acto en Chaco que «cuando crucemos esa puerta, volverá nuestra vida habitual»

Autor

Publicado

en

Por

Alberto Fernández: «La salida de la pandemia está a pocos metros»

El presidente Alberto Fernández llamó este martes «a terminar con la cultura de los desencuentros y a superar las diferencias», aseguró que la pandemia «poco a poco se va desvaneciendo» en el país gracias «al plan de vacunación, que ahora apunta a los jóvenes y luego lo hará con los niños y niñas» y expresó su deseo de que lo que sucedió como consecuencia del coronavirus «no sea en vano» y concluyan «las antinomias».

«El tiempo de desencuentro se terminó en Argentina. No peleemos más entre nosotros, demos vuelta la página del desencuentro, miren todo lo que tenemos por hacer, miren todo lo que tenemos que hacer por este norte», dijo Fernández, al inaugurar en Chaco obras de pavimentación de un tramo de 40 kilómetros de la Ruta Provincial 7 y anunciar la urbanización del barrio La Rubita y la construcción de un Centro Territorial Integral para Políticas de Género y Diversidad.

«Ahora, la vacuna está llegando a todo y estamos organizando la vacunación de los más jóvenes. Es la salida de la pandemia, y está ahí nomás, a pocos metros. Cuando crucemos esa puerta volverá nuestra vida habitual: podremos trabajar a pleno, abrazarnos y recuperar nuestras vidas, tan alteradas», expresó.

El jefe de Estado aseguró que no le gusta «vivir en una Argentina donde la opulencia está en el centro», y reiteró su compromiso de volver a ser una nación federal en la que «todo el país crezca con las mismas posibilidades de desarrollo», tras recordar que fue hijo de un riojano, una provincia que como todo el norte «sufrió el olvido».

Fernández lamentó además que «se haya tardado tanto en satisfacer derechos» en el Norte Grande, y sostuvo que lo «obsesiona que todos puedan construir su futuro en el lugar donde nacen».

En otro tramo de su discurso, el jefe de Estado señaló que las obras para la urbanización del barrio La Rubita «están financiadas con el aporte solidario a las grandes fortunas», y agradeció «a todos los que hicieron ese aporte», porque gracias a ello «es posible mejorar la vida de 3.000 argentinos que viven acá» y «le dan dignidad a la gente».

«Me gusta cuidar al otro, me gusta que me cuiden también, porque eso es una sociedad, un lugar donde todos nos cuidamos», indicó Fernández.

El mandatario estuvo acompañado por los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y el gobernador Jorge Capitanich.

Continuar Leyendo

Política

Mauricio Macri: “Al final tenemos 10% más de pobres y 100 mil muertos por coronavirus”

El ex jefe de Estado responsabilizó al Gobierno por la cantidad de víctimas fatales provocadas por el coronavirus: “Por un tema ideológico se negaron a comprar vacunas de los Estados Unidos que estaban disponibles y con eso hubiéramos evitado miles de muertes”

Autor

Publicado

en

Por

Mauricio Macri: “Al final tenemos 10% más de pobres y 100 mil muertos por coronavirus”

El ex presidente Mauricio Macri pronunció hoy fuertísimas críticas contra el gobierno nacional luego de que la Argentina acumulara más de 100 mil muertes por coronavirus. Desde Zúrich, Suiza, donde se encuentra varado por las restricciones en los vuelos, el dirigente de Juntos por el Cambio aseguró: “Al final tenemos las dos cosas, 10% más de pobres y 100 mil muertos”.

La conclusión alude a una frase esbozada por el presidente Alberto Fernández el año pasado para defender la cuarentena donde indicaba que prefería un aumento de 10% de la pobreza antes que 100 mil muertes.

Desde sus oficinas suizas de la Fundación FIFA, que dirige desde que dejó la presidencia, el ex mandatario analizó: “Somos uno de los países que peor manejó la pandemia en el mundo; con más humildad y menos ideología las cosas podrían haber sido mucho mejor manejadas”. “Hay 100 mil familias que lamentablemente perdieron a un ser querido; la sensación que tengo es de dolor por esas vidas que se perdieron y que pudieron haber sido muchas menos”, agregó.

Y profundizó: “Por ideología se negaron a comprar vacunas de los Estados Unidos que estaban disponibles y no hay dudas de que con vacunas más rápido se podrían haber evitado miles de muertes”. En este punto, hizo una comparación con el plan de inoculación que lleva adelante Chile y cuestionó la “ineptitud disfrazada de ideología” del gobierno argentino: “A esa velocidad tendríamos un 40% menos de víctimas”.

El líder del PRO también fue muy duro contra la gestión de la cuarentena en un reportaje concedido a radio Mitre: “La cuarentena fue una excusa maravillosa para atropellarnos diariamente y someternos cuando ellos circulan libremente, entran y salen del país, no están ni un día aislados”.

Por otro lado, y consultado por el armado político opositor de Juntos por el Cambio, reconoció que “fue muy difícil” la posición de los principales dirigentes del espacio. “Fuimos muy agredidos, ellos siempre distorsionan la verdad con datos que al poco tiempo se contradicen”, expresó Macri, que también hizo una mención especial a la situación de María Eugenia Vidal, la ex gobernadora bonaerense que desoyó su pedido para competir en la provincia de Buenos Aires y acordó con Horacio Rodríguez Larreta una candidatura porteña. “Fue algo traumático, hay personas y cada una tiene un sentimiento”, aseguró.

“La devaluación de la palabra presidencial es absoluta, hoy la confianza del gobierno es muy baja, eso nos arrastra a una crisis económica muy grave. Ellos creen que el ejercicio del poder es someter al otro, atropellar, avasallar las libertades, por eso esta elección es la más importante desde la vuelta de la democracia, frente a un Gobierno que avasalla las libertades y la vida de los ciudadanos”, indicó el ex jefe de Estado.

En otro pasaje del reportaje, Macri aseguró que la denuncia del gobierno boliviano por el presunto envío de armas a fines de 2019 de la administración Cambiemos es una “operación política”.

“Hubo un estallido social en Bolivia después de elecciones en donde había fuertes cuestionamientos a Evo Morales por presunto fraude. Un grupo de la Gendarmería fue a proteger a la embajada, a los argentinos que estaban ahí, periodistas, funcionarios de Evo que habían pedido asilo. Con nosotros se quedaron un mes, pero después los Alacranes estuvieron siete u ocho meses más ahí”, se defendió.

La versión del ex mandatario es que los pertrechos que son objeto de la denuncia eran parte del armamento que habían trasladado los gendarmes para proteger a la embajada en La Paz. El operativo se organizó en noviembre de 2019. El 10 de diciembre, Cambiemos cedió el poder al Frente de Todos y a partir de ese momento la conducción política de los gendarmes -que siguieron en Bolivia- quedó bajo la órbita de Sabina Fréderic.

Macri cuestionó además que el gobierno haya decidido pasar a disponibilidad a tres gendarmes que estuvieron afectados al traslado de estos pertrechos. “¿Qué culpa tienen los gendarmes? Otra vez le arruinan la vida a tres familias para justificar esta operación y los gendarmes son una parte importantísima en la lucha contra el narcotráfico, este maltrato a las fuerzas de seguridad no lo necesitamos”, pidió.

Continuar Leyendo

Tendencias