CONECTATE CON NOSOTROS

Internacional

Buscan al mejor docente del mundo: se ganará un millón de dólares

La Fundación Varkey y la UNESCO alienta a los docentes de la Argentina a postularse al premio 2021. Hay tiempo para anotarse hasta el 30 de abril. Habrá también un premio para estudiantes.

Autor

Publicado

en

Buscan al mejor docente del mundo: se ganará un millón de dólares

La Fundación Varkey, junto a la UNESCO, entregan por séptima vez el Global Teacher Prize, un premio al mejor maestro del mundo que consiste en un millón de dólares. La fecha límite es el viernes 30 de abril. Habrá también un premio para estudiantes.

En 2020, el maestro indio Ranjitsinh Disale de la Escuela Primaria Zilla Parishad ganó el premio, considerado como el “Nobel de Educación”. Fue elegido entre más de 12 mil nominaciones a docentes de 140 países.

La ceremonia de premiación fue virtual y Disale lo recibió en su casa en Paritewadi, una pequeña aldea india y recibió el premio de un millón de dólares.

Ahora, el docente invitó a sus pares argentinos a postularse para la edición 2021 del premio que, en oportunidades anteriores, ya tuvo entre los finalistas a maestros de nuestro país. Entre ellos estuvieron María Cristina Gómez, docente de Historia, Formación Ética, Ciudadanía y Sociología en la Escuela N°572 El Ceibo y Santa Margarita N° 8185 Rosario, Santa Fe; y Martín Salvetti, Jefe de Área de Automotores y responsable de Formación Profesional para Adultos en la EEST N°5 “2 de Abril”, de Temperley.

“Los heroicos maestros argentinos han hecho todo lo posible durante la pandemia para que los jóvenes sigan aprendiendo. Como sucedió en gran parte del mundo, el COVID ha dado vuelta a la Argentina y, serán los maestros y estudiantes los que con su liderazgo reconstruirán la nación. Debemos reconocer su trabajo inspirador en cada rincón de la Argentina si queremos construir un futuro mejor”, dijo el ganador de 2020.

El maestro además invitó por primera vez a los estudiantes argentinos a ser parte del nuevo premio Chegg.org Global Student Prize, de 50 mil dólares, que busca condecorar a los esfuerzos de estudiantes, que están teniendo un impacto real en el aprendizaje, las vidas de sus compañeros y de la sociedad en general.

Está abierto a todos los estudiantes que tengan al menos 16 años y estén inscriptos en una institución académica o programa de capacitación y habilidades.

Tanto el Global Teacher Prize como el Global Student Prize intentan dar a conocer historias inspiradoras de ambas en el ámbito de la educación “Ambos reconocimientos se han lanzado para resaltar la importancia de la educación a la hora de abordar los grandes desafíos que nos esperan, desde el cambio climático, hasta la creciente desigualdad y las pandemias mundiales. La educación es la clave para poder enfrentar el futuro con confianza”, explicó Sunny Varkey, fundador de ambos premios.

Los docentes serán evaluados en las prácticas de enseñanza, la forma en la que abordan los desafíos locales, los resultados de aprendizaje demostrables, el impacto en la comunidad más allá del aula, su ayuda a los niños para convertirse en ciudadanos del mundo y su aporte para mejorar la profesión docente y el reconocimiento de organismos externos.

En tanto, se buscara entre los estudiantes que apliquen al Global Student Prize al mejor en función de su rendimiento académico, el impacto en sus compañeros, cómo marcan la diferencia en su comunidad y más allá de eso, cómo demuestran creatividad e innovación como ciudadanos globales.

Las postulaciones serán recibidas hasta el 30 de abril de 2021 en la página www.globalteacherprize.org . Podrán nominarse a docentes o estudiantes completando una breve descripción en línea. Se enviará un correo electrónico al profesor o alumno nominado para informarle que ha sido nominado e invitarle a postularse al premio.

Continuar Leyendo

Internacional

El país que decidió no aplicar vacunas contra el COVID-19 y el riesgo que significa para el resto del mundo

El gobierno de Tanzania niega que el coronavirus tenga una presencia en su territorio y ahora ha decidido mantenerse al margen de la campaña de inmunización impulsada por la OMS

eltribuno

Publicado

en

Por

El país que decidió no aplicar vacunas contra el COVID-19 y el riesgo que significa para el resto del mundo

Tanzania ha tenido un enfoque muy particular para controlar el SARS-CoV-2. El año pasado, solo unos meses después del inicio de la pandemia, el presidente John Magufuli declaró a Tanzania libre de covid-19 tras tres días de oraciones nacionales.

Desde entonces, se ha negado a imponer un confinamiento, ha reabierto las escuelas, ha permitido la celebración de grandes eventos deportivos, ha continuado con las reuniones religiosas, ha dejado de hacer pruebas y ha suspendido las campañas de comunicación públicas sobre el virus. El país también ha dejado de notificar casos y muertes.

El argumento era que la gente debía dejar de vivir con miedo y confiar en Dios y en los remedios tradicionales africanos para prevenir contagios. Tanzania podría ser el único país del mundo que haya adoptado este enfoque, que va en contra de todo lo que han recomendado los científicos, otros organismos sanitarios nacionales y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por lo tanto, no es de extrañar que las autoridades hayan dicho que no tienen planes para vacunar a la población, o, al menos, no por ahora.

La elección presidencial en la que Magfuli resultó reelecto se realizó en octubrfe pasado sin ninguna medida precautoria por la pandemia.

¿Podrá la gente seguir accediendo a las vacunas?

No. Y sí.

No, porque no se puede utilizar una vacuna en el país sin que esté registrada y autorizado su uso. El proceso normal es que los expertos, junto con los organismos reguladores, revisen los datos sobre la vacuna y aprueben su uso si están convencidos de su eficacia y seguridad.

Para la vacuna de la covid-19, esto se está haciendo mediante el procedimiento de la lista de uso en emergencias de la OMS. La revisión la realiza un equipo internacional de expertos con la participación de otros especialistas de las autoridades nacionales.

Pero si el Gobierno tanzano se niega a registrar la vacuna para su uso, nadie podrá acceder a ella.

No obstante, el país podría registrar la vacuna, pero negarse a importarla. Esto permitiría al sector privado importar algunas, aunque no serían suficientes. Los programas de vacunación contra la covid-19 en cualquier país suponen una gestión masiva y, si el sector privado coge las riendas, muchos no podrán permitirse las vacunas o tener acceso a ellas.

Quienes sí se podrían vacunar serían las personas pertenecientes a la élite de Tanzania (o aquellos que dispongan de medios), que podrían salir del país y vacunarse en otro lugar.

Otros tanzanos que podrían tener acceso a las vacunas son aquellas comunidades fronterizas que, en el pasado, han cruzado a los países vecinos y se han beneficiado de los programas de vacunación. Esto podría suceder si la vacunación generalizada comienza a producirse en Kenia, Uganda, Ruanda y Malaui.

Pero eso será dentro de un par de años.

Una manifestación masiva de simpatizantes del presidente Magufuli en octubre de 2020.

Todavía existe la posibilidad de que Tanzania registre e importe las vacunas en el futuro. Magufuli ha enviado mensajes contradictorios. Por una parte, el Gobierno ha dicho que no tiene previsto encargar vacunas a través de COVAX (una iniciativa global destinada a lograr un acceso equitativo a las vacunas contra la covid-19) ni de ningún otro mecanismo. De hecho, la lista de distribución de COVAX publicada recientemente no incluye ninguna dosis para Tanzania.

Por otra parte, ha afirmado que los tanzanos solo deberían confiar en las vacunas que hayan sido revisadas por expertos del país y que estos hayan considerado seguras.

¿Tiene Tanzania antecedentes de oposición a las vacunas?

No, que yo sepa.

Tanzania, al igual que otros países, ha puesto en marcha programas de vacunación rutinarios. Están dirigidos especialmente a los niños menores de cinco años y actúan contra enfermedades como la tuberculosis, la poliomielitis, la tos ferina, el sarampión, la rubeola y la difteria. En los últimos años, estos programas se han ampliado para incluir vacunas contra la neumonía bacteriana, la diarrea y la hepatitis B.

En Tanzania, la cobertura de vacunación, es decir, el porcentaje de personas que reciben la vacuna es muy alto: alrededor del 80 % o 90 %. Esto significa que no hay antecedentes de oposición a las vacunas.

Diferencias entre Tanzania y países vecinos como Kenia y Uganda

Kenia, Uganda, Ruanda y Malaui han intentado conseguir desesperadamente la vacuna para sus ciudadanos. Todos ellos se han integrado en el servicio de COVAX y han desarrollado planes de distribución de vacunas, han calculado los costes y los han presentado. Ruanda incluso se ha adelantado y ha obtenido vacunas fuera del servicio de COVAX.

Estos cuatro países también han empezado a informar a la población sobre estos planes. Por ejemplo, han confirmado que la primera fase de distribución se destinará prioritariamente al personal sanitario y a las personas de alto riesgo.

En estos momentos, el mayor problema al que se enfrentan los países africanos es a la escasez de vacunas en el mercado global para vacunar a una parte importante de la población. Muchos países ricos habrán vacunado a todos los que lo necesiten a finales de este año. Pero los países africanos no contarán con total disponibilidad de la vacuna hasta finales del próximo año o, incluso, hasta 2023.

Si los países que han buscado las vacunas con tanto ímpetu están tan atrasados, imagínense un país como Tanzania que, ahora mismo, ni siquiera ha comenzado.

¿Cuál es el riesgo para el país y la región?

El riesgo para el país ya se ha hecho evidente. El método que ha seguido Tanzania ha permitido que el virus se propague sin control entre la población. La gente se está muriendo de lo que se está categorizando como “neumonía” y “dificultades respiratorias”.

La gente que vive en Tanzania no está suficientemente preparada ni protegida, pues no hay protocolos sobre lo que se debe hacer para evitar la propagación del virus si alguien cae enfermo. La mayoría de la información trata sobre hacer vaporizaciones para prevenir la covid-19, pero eso no impide que el virus se transmita de persona a persona.

Un paso fonterezio entre Kenya y Tanzania en en Namanga,

El segundo gran problema es el impacto en el personal sanitario. Incluso en países en los que se han implementado medidas estrictas, el personal sanitario ha enfermado y muchos han muerto. La desinformación en Tanzania podría provocar que los trabajadores sanitarios no tomen suficientes precauciones en los ambulatorios, en las salas de urgencias e incluso en las consultas donde se atiende a los pacientes. Si el personal sanitario enferma, otros servicios sanitarios también se verán afectados.

Un gran peligro para la región y para el mundo.

En primer lugar, mientras haya casos de covid-19 en Tanzania, resultará imposible que los países vecinos (con los que comparte fronteras permeables) estén libres de la enfermedad.

En segundo lugar, y quizás más importante, existe el riesgo de que se desarrollen nuevas variantes en el país mientras nadie está llevando a cabo un seguimiento. Las nuevas variantes surgen debido a la propagación incontrolada.

Si más delante surge una nueva variante en Tanzania, el peligro reside en que se podría propagar por toda la región e invalidar las vacunaciones que se hayan administrado si no son efectivas contra esa variante.

La pandemia no terminará para nadie en ningún lugar hasta que no esté controlada en todos los países. La postura de Tanzania hará que sea mucho más difícil volver a la normalidad.

Continuar Leyendo

Internacional

Explota una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Reino Unido y provoca daños

El explosivo, arrojado por la aviación nazi en 1942, pesaba 1000 kilos; el estallido causó un cráter del tamaño de un ómnibus

Autor

Publicado

en

Por

Explota una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Reino Unido y provoca daños

Una bomba de la Segunda Guerra Mundial fue detonada en la ciudad de Exeter, unos doscientos cincuenta kilómetros al sur de Londres, y la explosión provocó un cráter del tamaño de un autobús de dos pisos dejando serios daños estructurales a varias propiedades.

Miembros de la Roya Navy encargados de la denotación controlada informaron que se trató de un explosivo alemán del tipo Hermann, de 1000 kilos de peso, que habría sido lanzado por la fuerza aérea nazi sobre objetivos civiles del Reino Unido en 1942.

La bomba había sido descubierta el viernes pasado durante las excavaciones de una obra en construcción en un terreno privado, al oeste del campus de la Universidad de Exeter, detalló el diario inglés The Guardian.

El equipo de desactivación de bombas de la Royal Navy estableció un cordón de 100 metros alrededor del artefacto pero luego, al determinar el calibre del explosivo, el sábado, extendieron el cerco a unos 400 metros.

Los residentes de unas 2600 propiedades en las cercanías de Glenthorne Road, incluidos 1400 estudiantes universitarios, debieron ser evacuados.

La detonación controlada de la bomba nazi ocurrió a las 18.10 del sábado, y la explosión se escuchó a varios kilómetros de distancia. Los expertos en eliminación de explosivos de la Royal Navy y el personal del ejército del Royal Logistic Corps construyeron muros alrededor de la excavación y transportaron cerca de 400 toneladas de arena para mitigar el impacto de la explosión.

La bomba estuvo casi 80 años sin detonar
La bomba estuvo casi 80 años sin detonarMinisterio de Defensa / The Guardian

“Sin embargo, desafortunadamente, se han causado daños estructurales en algunos edificios, principalmente dentro del cordón de 100 metros, incluidas ventanas reventadas y grietas en los ladrillos”, dijo un vocero policial. “Se están haciendo todos los esfuerzos para asegurar que las evaluaciones estructurales se lleven a cabo lo antes posible y que los residentes puedan regresar a casa más tarde hoy”.

La policía trabaja junto al consejo del condado de Devon, el ayuntamiento de Exeter y las empresas de servicios públicos con la esperanza de que los residentes puedan regresar a sus casas lo más pronto posible.

El impacto de la explosión fue significativo, con escombros arrojados por lo menos a 250 metros de la detonación. En el lugar del estallido se formó un cráter del tamaño de un autobús de dos pisos.

En cuanto a los vecinos que volverán a sus casas, no hay preocupaciones de parte de las autoridades sobre el impacto de la explosión en la salud pública, confirmó la policía.

La Universidad de Exeter pidió a los estudiantes que no regresen a sus residencias para permitir que se realicen evaluaciones de seguridad.

Continuar Leyendo

Internacional

Terremoto en Japón deja al menos un centenar de personas heridas

El sismo de 7,3 en la escala Richter golpeó al noreste de la isla, cerca de las ciudades de Miyagi y Fukushima. El temblor no activó la alerta de tsunami y tuvo su epicentro cerca de donde tuvo lugar el movimiento telúrico de magnitud 9 de marzo de 2011

Autor

Publicado

en

Por

Terremoto en Japón deja al menos un centenar de personas heridas

El terremoto de magnitud 7,3 en la escala Richter que golpeó el noreste de Japón este sábado ha dejado al menos un centenar de heridos, aunque ninguno de ellos en situación grave, según informó la agencia Kyodo.

La mayoría de heridos residen en las prefecturas de Miyagi y Fukushima -frente a cuyas costas se situó el epicentro del seísmo- y se vieron involucrados en diversos accidentes como caída de objetos, desprendimientos de tierra e incendios.

La oficina del primer ministro, Yoshihide Suga, ha instado este domingo a la población a mantenerse alerta ante la posibilidad de que haya réplicas de intensidad similar a lo largo de esta próxima semana.

El temblor, que no ha dejado ningún muerto y no activó la alerta de tsunami, tuvo su epicentro cerca de donde tuvo lugar el terremoto de magnitud 9 que produjo un devastador tsunami el 11 de marzo de 2011, dejando más de 18.000 muertos y desaparecidos y provocando el accidente en la central nuclear de Fukushima Daiichi.

El terremoto de este sábado, que según expertos podría ser una réplica del de 2011, no ha afectado gravemente a las centrales nucleares de la zona, ninguna de las cuales está operativa en la actualidad.

No obstante, sí provocó un pequeño derrame del agua de la piscina de combustible gastado del reactor 5 en la propia Fukushima Daichi, informó la empresa operadora Tokyo Electric Power (TEPCO), que no considera que esta circunstancia complique el desmantelamiento de la planta que se lleva a cabo desde hace una década y que durará al menos otros 20 años.

El temblor también dejó sin luz a casi un millón de hogares en distintos puntos de la costa oriental japonesa, aunque el suministro eléctrico se ha recuperado ya en la mayoría de zonas afectadas, salvo por algunos puntos en Fukushima, donde también hay problemas con el suministro de agua.

A su vez unas 200 personas se encuentran alojadas en centros de evacuación en esta prefectura, que junto con Miyagi ha acumulado la mayoría de destrozos.

La cadena estatal NHK ha recogido en ambas regiones imágenes de socavones, muros y estructuras derrumbadas, escaparates rotos, tejados hundidos o del gran desprendimiento de tierra que ha bloqueado la autopista Joban a la altura de Soma (Fukushuma), entre otros desperfectos.

El terremoto también ha afectado a distintos tramos de las líneas de tren de alta velocidad Tohoku, Yamagata y Akita en los que el servicio permanecerá suspendido al menos hasta primera hora del martes.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están diseñadas para aguantar los temblores.

Continuar Leyendo

Tendencias